Los cordobeses repitieron la dosis de hace un año que en ese entonces significó el descenso del conjunto ‘millonario’.

Definitivamente los de Belgrano se convirtieron en la ‘bestia negra’ de River Plate. Hace un año provocaron su histórico descenso tras vencerlo en una especie de ‘repechaje’, obligandolos a jugar un año en la primera «B» del balompie gaucho, de donde posteriormente salieron campeones, lo que les permitió regresar para esta campaña a la primera división. Pero, curiosamente, un año después del histórico suceso, los de Córdoba ya no despidieron a los millonarios, sino que los recibieron con una nueva derrota como locales (1-2), que puso en estado de furia a los hinchas de River.

Un año después de haberle provocado a los de la banda cruzada el único descenso de su historia, el club de Córdoba regresó al Monumental con apariencia de villano y se llevó tres valiosos puntos en la primera jornada del torneo Inicial. Las anotaciones del visitante llegaron por intermedio de Melano (minuto 44′), tras un error defensivo y Carranza (minuto 46′), luego de una gran definición. El descuento de los locales fue obra de Lanzini (75′ minutos), quien convirtió de tiro libre con ayuda de la barrera.

El regreso al ámbito en el que alcanzó la gloria como el equipo más laureado de los torneos locales, convocó a una multitud riverplatense en su estadio, pero Lucas Melano (m.43) y César Carranza (m.46) arruinaron con sus goles lo que pretendía ser una fiesta.

El River Plate fue más sólido que su rival en buena parte del encuentro, pero careció de precisión y carácter en el área de enfrente, aunque pudo reducir la desventaja en el marcador con el tanto anotado por Manuel Lanzini (m.75).

Rogelio Funes Mori tuvo en sus pies la posibilidad de un empate salvador a los 87 minutos con un penalti, pero desvió su remate tras lo cual fue expulsado el portero Juan Carlos Olave, del Belgrano, por celebrar el fallo de su rival de manera desmedida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!