Inglaterra podrá contar de nuevo con su goleador en el duelo frente a Ucrania.

Tras pagar dos fechas de suspensión por una conducta anti-deportiva durante un juego amistoso con Inglaterra, Wayne Rooney está apto para jugar y estrenarse en esta versión del torneo continental. El delantero del Manchester United será sin duda alguna el referente del ataque británico, sin importar, que en las jornadas anteriores, los atacante que le ocuparon su lugar hayan marcado goles.

Ucrania será el tercer rival de Inglaterra en esta fase de grupos y con Rooney en sus mejores condiciones, esperan ratificar su paso a los cuartos de final. La incorporación del delantero es un alivio para el seleccionador inglés Roy Hodgson, que tan solo un mes después de ponerse al frente del equipo, ha llegado a la Eurocopa con siete de los teóricos titulares descartados por lesión.

De salida, en la última jornada de la fase de grupos, las cosas se le presentan más favorables al combinado inglés, que ocupa la segunda plaza del Grupo D y a quien le basta el empate para acceder a cuartos. A la anfitriona Ucrania, tercera clasificada a un punto de Inglaterra, en cambio, sólo le sirve el triunfo para poder avanzar.

Francia espera ganar su grupo y evitar a toda costa enfrentar a España.

El seleccionado ‘galo’ medirá sus fuerzas ante la eliminada Suecia para tratar de revalidar su liderato y convertirse en la primer clasificada del grupo «D». Si las cosas salen como esperan los franceses, su rival en cuartos de final serían los italianos y en la cabeza del cuerpo técnico, es preferible enfrentar a la ‘azurra’, que a los actuales campeones del mundo.

Se trata de un partido que puede suscitar las suspicacias ya que el técnico francés podría dar descanso a varios de sus titulares y, de paso, favorecer un resultado que les evitara el paso con «La Roja». Sin embargo, Blanc apela a la profesionalidad y no quiere oír hablar de cálculos para evitar a ninguna selección.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!