La ‘pulga’ mantiene su racha de buenas actuaciones con la selección y ante Ecuador sus compatriotas volvieron a corear su nombre.

El «Messi, Messi» que durante varios pasajes del encuentro enmarcaron la presencia de los hinchas en el Monumental, hacía rato que no se escuchaba en las canchas argentinas y menos con actuaciones del seleccionado gaucho. Ante Ecuador y por la quinta jornada de eliminatorias, ‘Lio’ demostró por que está cumpliendo con su mejor temporada, anotando uno de los goles y participando en los otros tres tantos, que bastaron para la contundente goleada 4-0 del combinado ‘albiceleste’.

Una vez mas Messi se superó a sí mismo. Porque mas allá de todo, lo que más deseaba Lio era justamente poder ser el líder futbolístico de la Argentina y que la afición de la albiceleste le demostrara su cariño.

Nunca Messi dejó de intentar ser el mismo del Barcelona en la selección argentina, aunque muchos en su país dudaron de su entrega. Hasta debió soportar la humillación de que lo silbaran en el Estadio Monumental. Pero Messi es Messi justamente por su capacidad para absorber las presiones, y cuando más se dudó de su sentimiento, más se comprometió con la causa.

En el duelo contra los ecuatorianos sepultó todas las dudas y todas las comparaciones. Y fue el magnífico futbolista que brilla en el Barcelona. Y por primera vez el estadio lo aplaudió de pie, y lo alentó una y otra vez: «Messi, Messi». Y cada vez que eludió rivales con el balón en sus pies, la gente coreó el clásico «Ole, ole».

Y le dedicó aquellas estrofas que hasta ahora solo estuvieron reservadas a Maradona: «Veni, veni, canta conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la la mano de Lio Messi todos la vuelta vamos a dar», renovando la esperanza de ganar un Mundial esta vez de la mano de la ‘Pulga’, que hoy por hoy, vive su mejor momento con la selección de su país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!