El delantero portugués tuvo un partido agridulce en la derrota de su selección frente a Turquía.

El ariete del Real Madrid no tuvo la mejor noche con su selección, lo curioso de esto, es que tampoco fue una mala noche de CR7. Desde los primeros minutos fue el más insistente del Portugal y en sus pies llegaron las primeras claras opciones de gol del encuentro. Luego, puso de pie a todo el estadio tras inventarse una ‘elástica’ en un mano a mano con su compañero de equipo Altintop, quien se fue vació ante un túnel de CR7.

La otra cara de la moneda la vivió minutos después, cuando en sus pies y desde los 11 metros, Cristiano tuvo el empate de su selección que hubiese cambiado el curso del amistoso, sin embargo, el luso no pudo batir al portero turco y terminó errando la clara acción de gol.

Ese fogonazo fue lo mejor de Cristiano en el partido. Por lo demás, no fue un gran choque del astro portugués, que parece haberse encasquillado en los penaltis últimamente. Tras una temporada en la que había marcado todos los penaltis que había lanzado, ha fallado tres en poco más de un mes. El primero fue en la tanda de penaltis contra el Bayern, en las semifinales de la Liga de Campeones. Tras marcar en el partido desde el punto, no pudo con Neuer en la tanda.

Una semana después falló de nuevo en San Mamés, contra el Athletic. Iraizoz detuvo un mal lanzamiento. Aquel error tuvo menos trascendencia porque el Madrid terminó ganando aquel partido y proclamándose campeón en Bilbao. Contra Turquía, Demirel también le ganó la partida con 1-2 en el marcador. El tiempo dirá si Neuer, Iraizoz y Demirel han creado dudas en los penaltis de Cristiano.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!