Con lagrimas en sus ojos, Pep trató de explicar su inesperada decisión.

Tal y como se venía anunciando desde hace un par de semanas, Josep Guardiola ha decidido no renovar su contrato con el Barça y dejará el equipo al termino de esta temporada. Desde el año pasado se le había ofrecido un termino de renovación, sin embargo Pep pidió un tiempo para considerar la oferta y fue hasta la mañana de este viernes que tuvo una clara respuesta para las directivas.

El estratega español fue protagonista de la «crónica de una salida anunciada», luego de meses de incertidumbre y especulaciones sobre su futuro, Guardiola decidió romper el misterio y dar el NO definitivo, a su continuidad como timonel blaugrana. El mismo entrenador fue el encargado de confirmar su salida al publico, lo hizo en una pequeña rueda de prensa y con lagrimas de tristeza en sus ojos.

«Cuatro años es una eternidad y desgastan mucho. Al final de diciembre comuniqué que el final de mi etapa estaba muy presente, pero no pude decirlo a los jugadores. Mi adiós lo tenía decidido hace tiempo».

«Lamento la incertidumbre sobre mi continuidad. Es un error no haber escuchado a la gente que me pedía dos años, pero siempre he querido contratos muy cortos porque la exigencia del Barça es mucha», añadió.

Rosell manifestó en primer lugar que «Pep no seguirá la próxima temporada. Gracias Pep por perfeccionar un modelo futbolístico que nunca será cuestionado. Gracias por los valores, el afecto y el cariño. El agradecimiento del barcelonismo será eterno. Pep, de corazón, muchísimas gracias».

Y con esas palabras se puso fin a la era de Guardiola en el Barcelona, una era que será recordada a lo largo de la historia, como la más gloriosa del club, que lo llevo a ser considerado el mejor de la historia. Pep un filosofo del fútbol, que ahora se tomará un año sabatino para replantear su vida y Dios mediante regresar a los banquillos, del fútbol mundial.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!