Sami Khedira sufrió un esguince en su tobillo derecho y aunque faltan un par de pruebas, se teme que sea grave la lesión.

Malas noticias para el conjunto merengue que ayer consiguió avanzar a los cuartos de final de la Copa del Rey, luego de dejar en el camino al Málaga. Precisamente en ese compromiso de vuelta, fue que Sami Khedira tuvo que abandonar lesionado el césped de La Rosaleda en el minuto 43 de juego, dando paso en su lugar a su compatriota Mesut Ozil. El centrocampista alemán sufrió un esguince de tobillo al buscar un remate dentro del área que puso en aprietos a Willy Caballero, que desvió a córner. Tras el disparo, Khedira tropezó con Sergio Sánchez y cayó mal junto a la línea de cal. Tuvo que ser atendido por los servicios médicos del Real Madrid y retirado en camilla mientras realizaba ostensibles gestos de dolor, reflejados en su rostro.

Sami Khedira sufrió un Esguince de tobillo

Pese a la aparatosidad de la lesión, José Mourinho, en rueda de prensa, lanzó un mensaje tranquilizador: «Casi seguro que no se trata de una lesión grave». En cualquier caso, habrá que esperar a que al alemán se le realicen las pruebas de rigor para determinar el alcance exacto de su lesión, que se teme sea bastante grave.

En todo caso al medio-campo alemán le esperan por lo menos entre cuatro y cinco semanas de recuperación, tiempo en el que probablemente se perderá los derbis frente al Barcelona por la Copa del Rey. Al igual que un par de encuentros de liga y en ultima instancia, los octavos de final de la liga de campeones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!