La asociación inglesa de entrenadores (LMA) confirmó este lunes la muerte de Gary por culpa de un cáncer linfático.

La triste noticia fue emitida en un comunicado que emitió la asociación inglesa de entrenadores (LMA), confirmando que ex-Liverpool y Everton, había `colgado los guayos´ en la mañana de este Lunes con sus 46 años de vida. Ablett, era «respetado en el mundo del fútbol por jugadores y entrenadores», será «tristemente recordado», decía el comunicado emitido por (LMA), donde ademas mandó un mensaje de condolencias a su mujer e hijos. Un Cáncer Linfático acabaría con la vida de este recordado jugador y entrenador. Ablett nació y creció en la ciudad de Liverpool (Inglaterra) y se convirtió en jugador de los ‘reds’ en 1986 de la mano de Kenny Dalglish, después de haberse formado en los equipos inferiores del club de Anfield.

Inglaterra está de Luto con la Muerte de Gary Ablett

El central, conocido por su aspecto endeble y espigado, conquistó en sus nueve años como jugador del Liverpool dos títulos de Liga y una Copa en una final disputada contra el Everton en 1989. Fue en 1993 cuando Ablett fue fichado por los vecinos del Everton, con quien conquistó una nueva Copa, convirtiéndose en el único jugador hasta la fecha en ganar esta competición con los dos clubes de la ciudad de los Beatles.

Posteriormente, Ablett defendió las camisetas del Birmingham City, Wycombe Wanderers y Blackpool, para acabar su trayectoria como jugador en el Long Island Riders de la liga estadounidense. Como técnico, Ablett inició su carrera en los equipos inferiores del Everton en el año 2002 y cuatro años más tarde, volvió nuevamente a Anfield para hacerse cargo del equipo reserva del Liverpool. Los últimos años los compartió con su familia y sin ningún compromiso deportivo, puesto que la enfermedad que le quitó la vida, le había advertido años atrás que esto sucedería.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!