El astro del Barcelona fue recibido por los hinchas y periodistas en el aeropuerto de Buenos Aires, precisamente allí se incorporó al resto de jugadores convocados por Sabella, para estos dos primeros encuentros de las eliminatorias mundialistas. Messi fue recibido con micrófonos abiertos a los que aclaró: «Nunca me quejé de ningún técnico», añadiendo lo bien que se siente cuando juega vistiendo la camiseta albiceleste. Lionel aprovechó también la ocasión para quitarse las culpas de encima: “Uno solo no gana ningún partido. Ni en la Selección ni en el Barcelona ni en ningún lado. Tenemos que jugar en equipo, no podemos depender de un jugador”. añadió el considerado mejor jugador del mundo, que muy seguramente portará el brazalete de capitán de su selección.

Lionel Messi: Junto a Messi llegaron su padre Jorge y su hermano Matías. El jugador del Barcelona reconoció estar contento por el liderato recién estrenado por su equipo. «Este es un año muy largo y sabemos que va a ser duro como siempre, pero el grupo está bien, está fuerte y unido», comentó.

Ante el inicio de la clasificación mundialista, dijo sentirese esperanzado con el rendimiento de su selección: «Estoy con ganas de empezar de la mejor manera. Comenzamos de cero, contra un rival muy complicado, esperando que salgan las cosas bien».

Lo más probable es que Messi vuelva a lucir el brazalete de capitán ante Chile. «Llevar la cinta es especial, y hacerlo en partido oficial y eliminatoria, más todavía», reconoció. Aunque notará la ausencia de su compañero Mascherano, ausente en el primer partido y uno de los líderes del vestuario. «Es un jugador importante para la selección argentina y no podrá jugar, pero el entrenador ya tendrá la solución», precisó.

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!