Bajo las ordenes del juez federal Claudio Bonadío, la policía argentina allanó las oficinas de River, de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), de varios de sus actuales y antiguos dirigentes, en busca de documentos relacionados con el lavado de dinero, de lo que se culpa al conjunto de la banda cruzada, recién descendido a la segunda división. La decisión fue tomada por el juez, ante una denuncia radicada por el abogado Alejandro Sánchez el 27 de junio, quien dijo a la cadena informativa Radio 10: «La denuncia fue por varios temas: balances falsos, administración fraudulenta, falsedad documental, en perjuicio del Club Atlético River Plate». La AFA, presidida por Julio Grondona, sería otro de los blancos de la denuncia.

Investigan posible fraude en River PlateSegún el abogado, esa denuncia fue encabezada contra el ex presidente José María Aguilar, su sucesor Daniel Passarella «y todos los integrantes de la comisión directiva que tienen la responsabilidad de administrar el club en el último tiempo, y que generaron, entre otras cosas, el descenso de River».

El abogado aseguró que durante la presidencia de Aguilar, River fue beneficiado por la AFA con préstamos, anticipos a cuenta de los pagos de la televisión, y que a cambio de esto Aguilar habría sido uno de los motores para la continuidad de Grondona al frente de la entidad madre del fútbol.

El secretario ejecutivo de la AFA, José Luis Meiszner, confirmó que la sede de esa entidad fue allanada. «Se está cumpliendo con la orden de un magistrado que interviene en una causa que involucra a River y le proporcionamos todos los registros», destacó Meiszner en reunión de prensa.

Las oficinas de KPMG también fueron allanadas, dijo Sánchez. The Associated Press llamó al club River Plate, pero se dijo que la dirigencia no hablará por el momento. Apenas River se fue al descenso, Passarella se refirió el tema diciendo que «podrá ser incapaz, soberbio, autoritario, pero nunca un presidente chorro (ladrón)».

La justicia busca documentación sobre la administración del club y del traspaso de jugadores en los últimos años, entre otras cosas. Uno de los puntos más oscuros durante la era de Aguilar sería la falta de 3.900.000 dólares que no habrían ingresado a River cuando vendió al volante Fernando Belluschi al Porto de Portugal en julio de 2009, según denuncias judiciales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!