El París Saint-Germain está en crisis. La nueva eliminación tempranera en Champions League acabó con la paciencia de los hinchas. Los aficionados pitaron a Lionel Messi en el regreso del equipo al Parque de los Príncipes el pasado domingo. Como si fuera poco, perdieron (1-2) ante el Stade Rennes.

Al igual que como sucedió la temporada pasada, el crack argentino fue el más señalado por la afición parisina. Los hinchas silbaron y abuchearon a Messi cuando éste fue presentado en la previa del partido. La liga la tienen medio ganada, pero la imagen de este domingo fue muy pobre con un Kylian Mbappé desesperado por sus fallos en ataque. ¡Cuando el dinero no compra la felicidad!