Lionel Scaloni ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras proclamarse campeón del mundo, el seleccionador argentino concedió una entrevista a ‘Radio Calvià’ de España para hablar de varios temas. Estas fueron las palabras de Scaloni:

CAMPEONES DEL MUNDO

«Nosotros sabíamos desde el primer momento, desde que ganamos la Copa América, que íbamos a competir con todos. No teníamos duda. Y competir significa jugar de igual a igual. Hoy el fútbol está tan parejo que quizás por un detalle la balanza se inclina para un lado o para otro, pero sabiendo que nadie nos iba a ganar fácilmente.

Sí que íbamos a competir, que íbamos a llegar a instancias finales. Si bien, es cierto que tenemos grandes jugadores, había momentos en los que la presión era fuerte y desde que asumimos, creímos que teníamos que quitar esa presión».

APRENDIZAJE DEL MUNDIAL

«Evidentemente todo es reciente, te vas dando cuenta poco a poco de lo que has conseguido. Nos quedamos con la manera en lo que lo conseguimos, la euforia de la gente. El resultado final fue que unimos a un país y eso fue fundamental.

Nosotros somos un país futbolero, respiramos fútbol y prácticamente todo gira en torno al fútbol, sin embargo, les hicimos entender que al final es un partido de fútbol y al otro día la vida sigue».

RELACIÓN DE SCALONI CON MESSI

«Particularmente creo que no hacía falta que Messi gane un Mundial para ser uno de los grandes o el más grande. Pasa que siempre se le pide más. Ahora que ganó el Mundial, no sé que más le van a pedir. Estamos muy contentos por él y sobre todo por el país.

Yo creo que sí llegará al próximo Mundial, pero dependerá mucho de lo que él quiera. Esto depende de lo que vaya pasando en el tiempo, de que se sienta bien. Las puertas las tendrá siempre abiertas, él es feliz dentro de una cancha y para nosotros sería bueno».

CUARTOS DE FINAL

«La verdad que ese partido con Países Bajos fue difícil, muy trabajado. Por momentos bien jugado y por momentos muy luchado. Ellos entendieron el partido también, pero se jugó el partido que tenía que jugarse. Al ser el pase a una semifinal siempre hay nervios, pero todo quedó ahí. Yo ya lo dije en la rueda de prensa posterior, es anecdótico».