Kylian Mbappé terminó el 2022 como uno de los mejores jugadores del mundo. Ganó un par de títulos más con el París Saint-Germain y disputó su segunda final del mundo con la Selección de Francia. Además, acabó primero en el ranking de los jugadores con más goles anotados durante el año.

El galo, que también se llevó la Bota de Oro del Mundial de Qatar, marcó 56 goles en 56 partidos disputados con el club y la selección. Lo que significa que, entre otras cosas, en promedio hizo un tanto en cada encuentro. Por primera vez en su corta y exitosa carrera, el joven delantero de 24 años terminó el año como máximo goleador europeo.

Pese a los impresionantes números de Mbappé en 2022, quedó bastante lejos del récord de Lionel Messi. El astro argentino sigue liderando el ranking de los jugadores con más goles anotados en un año calendario. En el 2012, el rosarino marcó nada más y nada menos que 91 goles en 69 partidos con el Barcelona y la Albiceleste.

Una cifra escandalosa con la que pulverizó el registro del alemán Gerd Müller, quien en hizo 85 goles 60 partidos. El podio de futbolistas con más anotaciones en un año lo completa el brasileño Pelé, que en 1958 logró 75 tantos en 53 compromisos oficiales. Números que ni si quiera Mbappé puedo igualar.