Este miércoles regresaron las emociones de la Ligue 1. Con la disputa de la jornada 16 retornó la actividad a Francia tras el Mundial de Qatar 2022. Uno de los hechos más llamativos de la fecha fue la insólita expulsión de Neymar Júnior, en la victoria del París Saint-Germain (2-1) sobre el Racing de Estrasburgo.




El brasileño fue titular en el último partido del año del PSG, pero no pudo terminarlo por doble amarilla. En el minuto 60 llegó la primera amonestación para Neymar, por un manotazo a Thomasson en el centro del campo. Dos minutos más tarde, se internó en el área y se dejó caer simulando un penalti; algo que no pasó desapercibido para el árbitro del encuentro, Clement Turpin, que no dudó en sacarle la segunda tarjeta amarilla y expulsarlo.