James Rodríguez cerró el 2022 de la mejor manera posible. El volante colombiano fue titular y anotó un golazo en el último partido del año del Olympiacos. Lo hizo este miércoles en la goleada (5-0) sobre el Asteras Tripolis, por la jornada 15 de la Superliga de Grecia.

Cuando el reloj marcaba 35 minutos, el cucuteño recibió en tres cuartos de cancha; con una linda media vuelta se deshizo de tres rivales, armó una pared y acomodó un zurdazo imposible para el portero. James Rodríguez celebró su golazo con gestos de rabia hacia la tribuna. Mismo enfado que mostró al minuto 72 cuando el entrenador decidió sustituirlo. Salió con cara larga, tomó una botella de agua y la lanzó al suelo.