Pese a que se está jugando el Mundial, en algunos países también hay actividad. Uno de ellos es Turquía, donde este fin de semana se vivió agresión repudiable. Un hincha del Göztepe ingresó a la cancha y atacó al portero del Altay con el banderín del córner, en un partido de la Segunda División.




El derbi de Esmirna fue suspendido por los graves incidentes que se presentaron. Varios petardos lanzados desde la grada visitante hirieron a hinchas del cuadro local y desataron el caos en el estadio. Dos ambulancias entraron al campo para evacuar a los heridos, y en el proceso, un hincha del Göztepe saltó al terreno de juego y agredió al guardameta rival, Ozan Evrim, golpeándole dos veces en la espalda con el banderín de córner.