Tras varias semanas de negociaciones, el pasado 1 de septiembre se puso punto final al mercado de verano en Europa. Con el periodo de transferencias cerrado, la Real Federación Española de Fútbol reveló los nuevos topes salariales de los clubes para esta temporada 2022-2023.

Se trata del célebre límite salarial, es decir, lo que cada equipo puede gastar como máximo en su plantilla a raíz de sus ingresos y sus gastos. Esta cifra incluye el gasto en jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico del primer equipo. Además, incorpora el gasto en filiales, cantera y otras secciones.

En líneas generales, en la Primera División tenían un tope de 2.046 millones de euros que, tras los reajustes pasó a ser de 3.052 millones de euros. El Real Madrid, contenido en gasto de fichajes durante los últimos años dadas las dificultades económicas derivadas de la pandemia, es el que mayor margen dispone (683,4 millones).

Topes Salariales de los Clubes

Debajo de los merengues se encuentra el Barcelona, que pasó de tener un límite de -144 millones de euros en el pasado mercado de invierno a 656,4 millones esta temporada. El cuadro azulgrana, tras un verano marcado por las célebres palancas, ya no está excedido y ha salido de la regla del 1/3 o 1/4 para poder fichar. Su vuelco es de lo más llamativo.

¿Cómo se calculan los Topes Salariales en España?

Los conceptos que se incluyen en el límite de coste de plantilla deportiva inscribible y no inscribible son: salarios fijos y variables, seguridad social, primas colectivas, gastos de adquisición (incluidas comisiones para agentes) y amortizaciones (importe de compra de los jugadores imputado anualmente en función del número de años de contrato del jugador).

La solicitud que tramita un club de su Límite de Coste de la Plantilla Deportiva no siempre corresponde con su límite máximo. Un equipo puede solicitar el límite que estime oportuno para hacer frente a su presupuesto de gastos deportivos, siempre que no supere su tope. Conviene aclarar igualmente que la solicitud del límite salarial no implica que vaya a ser consumido en su totalidad.