Miguel Ángel Borja jugó un partido aparte contra San Lorenzo. Desde que ingresó al campo, el colombiano fue pitado por los hinchas del ciclón. El asunto se hizo personal y por poco pasa a mayores. Al final del encuentro, que ganó River Plate (0-1), los aficionados le lanzaron una botella.

En video quedó registrado el momento en el que el atacante cafetero esquiva el botellazo. Borja y sus compañeros continuaron su recorrido hacia el vestuario, no sin antes, levantar sus brazos con el puño cerrado y festejar el sufrido triunfo. Un gesto no cayó del todo bien en Argentina y que ha sido calificado en algunos medios locales como una «provocación» de Miguel Ángel.