El Tottenham Hotspur sigue soñando con la Premier League. Está invicto después de 7 jornadas y cada vez juega mejor. Este fin de semana, por ejemplo, goleó sin compasión (6-2) al Leicester City. La gran figura del partido fue Son Heung-Min, quien marcó un hat-trick en solo 13 minutos.




Antonio Conte dio un toque de atención al surcoreano y lo dejó fuera del once ante el Leicester. Son no ha empezado la temporada en su mejor nivel y el técnico italiano decidió sacarlo de la titular. Lo mandó al campo en el segundo tiempo y en apenas 13 minutos anotó tres goles. Al 73′ y al 84′ marcó de media distancia, y al 86′ concluyó un contragolpe. Una tripleta muy especial.