El partido más atractivo de la segunda jornada de la Premier League no defraudó. El Chelsea empató con el Tottenham (2-2) en un Derbi de Londres bastante caliente. La tensión estuvo tan alta que Antonio Conte y Thomas Tuchel tuvieron en una pelea verbal, que por poco termina en golpes.

La mecha se encendió con el 1-1. El entrenador del Tottenham celebró con mucha efusividad el tanto de Holbjerg y se fue a la zona del rival para festejar el tanto. Allí se encaró con el técnico del Chelsea, que no se achantó y se encararon hasta tal punto que casi llegan a las manos. Ambos técnicos tuvieron que ser separados y la cosa no quedó ahí.




Con la finalización del partido, los dos entrenadores volvieron a cruzarse; Conte le fue a dar la mano, Tuchel la rechazó y el italiano le agarró de malas maneras. Dos personas tuvieron que lidiar entre ellos para volver a evitar que hubieran golpes. Finalmente, el árbitro expulsó a los dos entrenadores.