El empate (1-1) entre Godoy Cruz y Vélez Sarsfield tuvo de todo. El encuentro que abrió la jornada 11 del Fútbol Argentino se robó el show. No es para menos. El portero visitante protagonizó un sospechoso blooper y su entrenador sufrió una insólita expulsión, por hacerle falta a un rival.

Apenas iban 3 minutos cuando al portero de Vélez se le escapó el balón hasta en tres ocasiones. La pifia la aprovechó Pier Barrios para poner en ventaja al local. Afortunadamente para Lucas, Diego Godín anotó el empate al minuto 15. La guinda al pastel se la puso Alexander Medina, técnico del Fortín, que vio la roja por hacerle zancadilla a Matías Ramírez, volante del Tomba.