El Real Madrid de Karim Benzema sigue imparable. Ha jugado tres partidos en LaLiga y los tres los ha ganado. Este domingo, por ejemplo, venció al Espanyol (1-3) en Barcelona. La gran figura del encuentro fue nuevamente el goleador y capitán de los merengues, que anotó un doblete sobre el final.




El visitante se puso en ventaja con un tanto de Vinícius Júnior, pero el local igualó el juego con una anotación de Joselu Mato. Cuando parecía que todo terminaba en empate, apareció la magia Karim Benzema para destrabar el encuentro. Primero, anotó en el segundo palo tras un centro de Rodrygo; luego, convirtió su primer gol de tiro libre en España desde el borde del área.