El fútbol es uno de los deportes más supersticiosos del mundo. El balompié está lleno de cábalas y maldiciones que le dan un condimento especial. Por ejemplo, por estos días que está abierto el mercado de verano en Europa, se está hablando de una supuesta maldición que afecta a los fichajes de más de 100 millones de euros.

Uno de los creadores de esta peculiar teoría es el diario ‘MARCA’ de España. El sensacionalista madrileño publicó un informe especial que confirma esta creencia. Según ellos, solamente Kylian Mbappé, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale han estado a la altura de todo el dinero que pagaron por ellos. A continuación, repasamos los casos más llamativos.

– NEYMAR JÚNIOR (PARÍS SAINT-GERMAIN) 222 MILLONES DE EUROS

El conjunto parisino rompió todos los límites al pagar al Barcelona la cláusula del brasileño. Un fichaje histórico que no ha brillado como se esperaba por culpa de sus graves lesiones. Sus números (100 goles y 60 asistencias en 144 partidos) y sus títulos en Francia (11) son notables, aunque no deslumbró como se esperaba.

– OUSMANE DEMBÉLÉ (BARCELONA) 140 MILLONES DE EUROS

Los azulgranas pagaron una fortuna al Borussia Dortmund por el extremo francés. Sin embargo, su desembarco en el Camp Nou no fue el esperado. Las lesiones dejaron sin continuidad a un Dembélé que lleva 32 tantos y 34 pases de gol en 149 partidos; además de 5 títulos. Como si fuera poco, no ha renovado con el Barça y se podría marchar gratis.

La maldición del Barcelona con los fichajes

– PHILIPPE COUTINHO (BARCELONA) 135 MILLONES DE EUROS

Un caso parecido al de Dembélé. El brasileño llegó tras brillar con el Liverpool de Klopp. Pero, el puesto de ’10’ estaba reservado a Lionel Messi y Coutinho pasó mucho tiempo en el banquillo. 24 goles, 13 asistencias, 105 partidos y 5 trofeos fue su balance en Cataluña. Estuvo cedido en el Bayern y en el Aston Villa, y en ambos equipos sí rindió.

– ANTOINE GRIEZMANN (BARCELONA) 120 MILLONES DE EUROS

Otra millonaria inversión de los culés que no rindió como se esperaba. No llegó a asentarse en ataque junto a Messi y apenas celebró 33 goles y dio 15 asistencias en 101 partidos en sus dos temporadas en el Camp Nou en las que únicamente ganó una Copa. La temporada pasada fue cedido al Atlético y repetirá préstamo en la 2022-23.

– JOAO FÉLIX (ATLÉTICO DE MADRID) 127,2 MILLONES DE EUROS

Los colchoneros se llevaron a uno de los grandes talentos emergentes del fútbol europeo que se destacó en el Benfica. En Madrid ha combinado momentos de brillantez (29 goles y 15 asistencias en 110 partidos) con otros instantes de menos protagonismo por culpa de las lesiones y de sus suplencias. Aún así, es la bandera del proyecto rojiblanco en los próximos años.




– JACK GREALISH (MANCHESTER CITY) 117,5 MILLONES DE EUROS

El Aston Villa tenía un diamante en bruto que quería toda la Premier. Un ’10’ que, al final, se llevó el City. Sin unos números notables (6 goles y 4 asistencias en 39 partidos) Pep le colocó en la izquierda y de falso ‘9’ y le fue adaptando al fútbol de unos ‘cityzens’ en los que acabó dejando buenas sensaciones. No la rompió en su primera temporada, pero todavía tiene tiempo.

– EDEN HAZARD (REAL MADRID) 115 MILLONES DE EUROS

Los merengues pensaron en el mejor jugador de la Premier para reemplazar a Cristiano Ronaldo. Un fichaje que ilusionó al Santiago Bernabéu pero al que las lesiones no le han dejado despuntar. En tres temporadas, apenas ha ganado 4 títulos y ha disputado 66 partidos, marcando 6 goles, dando 10 asistencias.

– ROMELU LUKAKU (CHELSEA) 113 MILLONES DE EUROS

La segunda aventura del belga en Londres (estuvo entre 2011 y 2014 jugando 15 partidos sin marcar y triunfando más en sus cesiones en el Everton y en el West Bromwich) no salió bien. Regresó mucho más maduro, pero tampoco rindió como se esperaba (15 goles y 2 asistencias en 44 partidos) siendo relegado a la suplencia cuando mostró en Navidad su deseo de volver al Inter de Milán.

– PAUL POGBA (MANCHESTER UNITED) 115 MILLONES DE EUROS

Los diablos rojos se adelantaron a todos los equipos y se hicieron el volante más codiciado del mundo. Sin embargo, nunca tuvo el impacto deseado. Salvo chispazos y una temporada 2018-19 en la que anotó 16 goles, su etapa en Old Trafford se cerró sin estridencias tras ganar solamente 2 títulos, marcar 39 tantos y dar 51 asistencias en 233 partidos. Las lesiones le lastraron en sus últimos meses.