El Flamengo no cree en nadie. Está en cuartos de final de la Copa Libertadores, fichó a Arturo Vidal y se clasificó a los cuartos de final de la Copa de Brasil. Este miércoles derrotó (2-0) al Atlético Mineiro, en un partido que será recordado por el impresionante recibimiento de los hinchas.




El conjunto ‘mais querido do Brasil’ tenía que remontar un 2-1 desfavorable de la ida y gracias al apoyo de su afición lo consiguió. Los aficionados recibieron al equipo con un tifo de bengalas espectacular, que convirtió el Estadio Maracaná en un infierno. El Flamengo le dio la vuelta a la eliminatoria con un doblete del uruguayo De Arrascaeta.