La imagen más tierna y divertida del fin de semana se vivió en Chile. Un perro interrumpió el partido amistoso entre las selecciones femeninas de Chile y Venezuela. El animalito se metió a la cancha para ser acariciado por las jugadoras. Hasta la árbitra terminó consintiéndola cuando intentó sacarla.

Al minuto 36 del encuentro, que ganó Chile (1-0), el perro ingresó a la cancha y provocó que se detuviera la pelota. El animal corrió por toda la cancha y fue acariciado por varias jugadoras. Finalmente, se retiró por su propia voluntad después de robarse el show por cerca de un minuto. ¡Él sólo quería que lo acariciaran!