Nuevo episodio de racismo en Argentina. Esta vez la víctima fue un jugador colombiano. Harrinson Mancilla, volante del Sarmiento de Junín, fue el blanco de un ataque xenófobo. El lamentable episodio ocurrió durante el empate (0-0) contra el Atlético Platense, por la jornada 5 del Torneo Binance.




Mancilla se había lesionado en el último minuto del partido y mientras era sustituido por Manuel García se fue llorando hacia los vestuarios. En un primer momento se preveía que sus lágrimas eran por la lesión, tanto era su dolor que tuvo que ser consolado por Israel Damonte, su técnico.

Aunque el motivo real era que un plateista agredió verbalmente al jugador colombiano por el color de su piel, lo que generó un rápido repudio por parte del cuerpo técnico y los suplentes de Sarmiento. Algunos de ellos lograron identificarlo y lo señalaron para que las autoridades pudieran reconocerlo. Al final del encuentro, la policía detuvo al hincha racista.