Nuevo escándalo en el Fútbol Africano. El Matiyasi logró un insólito resultado en la Tercera División de Sudáfrica. Tenía que ganar por una diferencia de 18 goles, pero se le fue la mano. El equipo derrotó 59-1 al Nasami Migthty, con 41 autogoles. Las autoridades descubrieron que el partido estaba amañado.




Lo curioso es que en el otro partido en el que se jugaba el ascenso también hubo amaño. El Shivulani Dangerous Tigers, que tenía los mismos puntos que el Matiyasi pero una mejor diferencia de goles, venció 33-1 al Kototo Happy Boys, con 7 tantos en propia meta. Tras los polémicos resultados, la federación sancionó de por vida a los cuatro equipos implicados.