Nuevo fracaso internacional del Junior de Barranquilla. Los rojiblancos fueron eliminados de la Copa Sudamericana de la peor manera posible. Perdieron como locales (0-4) ante Unión de Santa Fe y terminaron en el tercer lugar del Grupo H. Un resultado que ni el hincha más pesimista lo esperaba.




Junior fue un equipo deslucido y sin capacidad de reacción ante un Unión que llegó al Estadio Metropolitano en busca de su paso a la siguiente ronda y lo logró. Los goles de los argentinos fueron obra de Omar Albornoz (autogol), Jonatan Álvez, Kevin Zenón y Matías Gallego. Como si fuera poco, el portero Santiago Mele le atajó un penalti a Miguel Borja cuando el partido estaba 0-1.