El Real Madrid lo volvió a hacer. Al igual que como contra el PSG y el Chelsea, le remontó la serie al Manchester City en el último minuto. Esta vez gracias a un increíble doblete de Rodrygo Goes que forzó la prórroga. Karim Benzema, de penalti, selló el triunfo (3-1) en el alargue.




Los ingleses se pusieron en ventaja a los 73 minutos con un golazo de Riyad Mahrez. Parecía que se metían a la final, pero Rodrygo le dio la vuelta al marcador con dos tantos en un minuto: al 90′ y al 90+1′. Finalmente, Benzema sentenció la victoria a los 95 minutos. Así las cosas, el Real Madrid de las remontadas enfrentará al Liverpool en la gran final de esta Champions League.