Ronaldo Nazário ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una entrevista realizada por Alessandro Del Piero para ‘Sky Sport Italia’, en la que habló de todo. Estas fueron las palabras de Ronaldo:

PASO POR ITALIA

«Estoy muy apegado al Inter y al Real Madrid. Tuve un año excepcional en Barcelona y la historia acabó mal. No pudimos renovar el contrato y al final salí con un sabor amargo. Antes de ir al Milan intenté volver al Inter, llamé a Moratti y no fue posible. Así que probé con los rossoneri, pero ya estaba cuesta abajo.

Sin embargo, fue una experiencia increíble. Siempre había sentido que el Milan estaba muy avanzado en formación, en estructuras… Y certifico que era cierto. Estaban 4-5 años por delante de los demás. Me hicieron entender muchas cosas, incluso la razón por la cual no siempre ganamos con las inversiones que hizo Moratti.

Entendí cómo la estructura y la inteligencia que hay dentro de un equipo pueden permitir que los jugadores encuentren el nivel más alto. En ese momento teníamos una Juve muy fuerte, contigo volando. Una generación en la que todos en el mundo todavía hablan hoy».




LA MEJOR GENERACIÓN

«Todos los récords serán batidos, incluso los de Messi y Ronaldo de hoy lo serán en el futuro. Los registros se hacen para esto. Pero es difícil comparar una generación con otra. No hay criterios correctos para hacer esto. Pero si me preguntan qué generación elegir, digo la nuestra, pero sin ninguna duda.

Éramos realmente muchos y muy buenos. Muy buenos. Hoy no es que no sean buenos, Cristiano y Messi lo son. Así como Neymar. Pero faltan los demás, que no han llegado a su nivel. Antes había más competencia y no solo en Italia, también en España e Inglaterra».

EL FÚTBOL MODERNO, SEGÚN RONALDO

«El fútbol ha mejorado mucho desde el punto de vista físico. Antes entrenábamos y me dolía tener que correr con Cafú o Roberto Carlos, dar vueltas en el campo… Estaba Cuper que calentaba 4 kilómetros cada día. Sin saberlo, estaba en guerra contra esta filosofía de entrenamiento. Prefería hacer tiros, los que luego tendría que hacer en el juego, que correr tanto.

Ahora nos hemos encontrado con un nivel físico muy alto por todo el mundo, ya no están los 10 clásicos, lentos y técnicos. Hoy ya no tienen espacio. Pero es cierto que técnicamente nuestra generación iba muy por delante. Había más jugadores y personajes importantes. Cada equipo tenía dos o tres que eran realmente capaces de cambiar un partido y hacer historia.

Hoy los atacantes también estamos mucho más protegidos, nos lesionamos más. Me encontré en una situación de tener que reconstruirme, con las cualidades que tenía en ese momento. No sabía si podría recuperarme en primer lugar. En mi caso no tenía antecedentes de tal lesión, entonces la cabeza es la que es.

Si encuentras algo que te da mucha confianza y ya no lo tienes, tienes que adaptarte para ser resolutivo de todos modos. Este cambio fue duro, porque en mi cabeza seguía siendo rápida, pero el cuerpo no respondía como antes».