La muerte de Freddy Rincón sigue siendo el tema del momento en nuestro país. ‘El Coloso’ falleció el pasado 13 de abril y muchos han sido los que se han pronunciado al respecto. Uno de los últimos en hacerlo ha sido Álvaro Benito, quien durante una entrevista concedida a la ‘W Radio’ recordó su paso por el Real Madrid.

COMPAÑEROS Y AMIGOS

«Freddy coincidió el año que llegó con mi debut, que fue en la temporada 1995-96. Para mí, fue una año inolvidable porque debuté muy joven en el Real Madrid y fue un sueño cumplido. Me acogieron muy bien, con mucho cariño y entre ellos estaba Freddy Rincón.

Se hizo querer desde el primer momento. Era una persona muy extrovertida y cariñosa. Tenía gran sentido del humor y daba gusto tenerlo de su compañero, además de sus cualidades futbolísticas. Había un potencial, en los entrenamientos era tremendo verle las capacidades que luego, lamentablemente, no mostró porque fue un año fácil».

MOTIVOS DEL FRACASO

«No creo que haya una sola causa. Hablo con Jorge Valdano, que era el entrenador en ese momento, sobre el potencial de Freddy. Nos dejaba con la boca abierta en los entrenamientos y luego no era capaz de trasladarlo a la competición.

Pienso que una de las causas fue que se tuvo poca paciencia en un año muy difícil a nivel deportivo para el Real Madrid, donde no se consiguieron los objetivos. Jorge no acabó la temporada como entrenador y se avecinaron muchos cambios. La presión de afrontar el hecho de jugar en el Real Madrid no es fácil y no se tuvo paciencia».

¿QUÉ LE FALTÓ A FREDDY RINCÓN?

«A lo mejor, le faltó ese punto de suerte en los primeros partidos de hacer alguna actuación sobresaliente que le diera confianza y que el público lo hubiese acogido de mejor manera. El público del Bernabéu siempre ha sido exigente, pero mucho más en esa época, ahora se ha suavizado un poco. Era muy difícil ganarse al público».

VESTUARIO DEL MADRID

«De puertas para dentro, en el vestuario, siempre estaba de bromas. Se integró muy rápido y no era la típica persona reservada. Yo tenía una relación cercana y muy buena. Me reía mucho con él.

Una de las frases que me llamaba la atención era cuando jugábamos los rondos y me decía: ‘Dámela que está más segura que en un banco’. Se hizo querer rápido. De puertas para fuera parecía que no, pero había buen ambiente en el vestuario y Freddy hacía que ese ambiente fuera bueno».