Sábado histórico para el fútbol mundial. Erick Hernández impuso un nuevo Récord Guinness de toques al balón con la cabeza. El ex-futbolista cubano, famoso por su habilidad con la pelota, golpeó 351 veces el esférico durante un minuto y superó así en 10 golpes la marca del chino Gao Chong.




Erick, que posee varios récords mundiales de dominio del balón, impuso hace nueve años su propia marca de 350 golpes al balón con su cabeza, pero no quedó registrado por Guinness. Hernández comenzó a practicar la modalidad del dominio del balón en 1994, siguiendo la tradición de su hermano Douglas Hernández, precursor de la especialidad en Cuba.

Desde entonces ha probado su habilidad para tocar la pecosa con casi todas las partes del cuerpo, logrando marcas de dominio con los muslos, las rodillas, los pies, la cabeza, corriendo los 100 metros y la maratón. A sus 55 años, aclaró que ahora tomará un descanso para luego comenzar la preparación para batir otro récord, el de 10 horas y 9 minutos dominando el balón solo con los pies.