El único entrenador colombiano que ha tenido la posibilidad de dirigir al Real Madrid es Francisco Maturana. El chocoano enamoró al mundo entero con su fútbol en los años 90 y despertó el interés de los mejores equipos del mundo.

Desafortunadamente, su llegada al equipo blanco no se concretó. Hoy, más de 30 años después de haber firmado un contrato con los merengues, reveló los detalles de la verdadera razón por la que rechazó la oferta. Lo hizo durante una entrevista concedida a ‘Grueso Calibre’. Estas fueron las palabras de Maturana:

OFERTA DEL MADRID

«En 1991, cuando tengo la posibilidad de firmar con el Real Madrid, el que da el visto bueno es Vicente del Bosque, que era entrenador de las inferiores. Él estuvo siguiendo al Valladolid. Avaló esa vinculación que lamentablemente no se dio después».

JUGADORES DEL REAL

«Yo lo he conversado muchas veces con Emilio, con Míchel, Sanchís, con Fernando Hierro y ellos me dicen a mí que yo fui entrenador del Real Madrid. Yo les digo que no. Sí fuiste, tú firmaste un contrato y venías semanalmente a reunirte con el presidente del Madrid a armar el equipo, la plantilla, y eso lo sabíamos todos nosotros. Estábamos esperando tu llegada».




EL CONTRATO FIRMADO

«Yo siento que no, que simplemente firmé un documento. Es más, cuando firmamos, el señor Ramón Martínez y el abogado Samper fueron a Valladolid y me dicen: Chico, ¿no te has dado cuenta lo que has hecho?. Yo les digo: Firmé un papel. Me dicen: No, llegaste al techo del fútbol y vamos a celebrar con un Don Pérignon.

Yo no tenía ni idea qué Don Pérignon, ahora sí sé. Al final, yo les dije que no. Que yo, que yo había firmado un papel y que cuando yo estuviera sentado ahí yo invitaba el famoso Don Pérignon».

RECHAZO DE PACHO MATURANA

«No me senté porque me plantearon una cosa que no iba con mi manera de sentir. Ellos me piden autorización, porque el Madrid venía en caída, para traer un entrenador. Ellos hablaban de un revulsivo, porque, si no, iba a encontrar un equipo en Segunda.

Yo les dije: Esto no es problema. El equipo es de ustedes, hagan lo que tengan que hacer. Entonces, con mi autorización, trajeron a un entrenador que estaba en el fútbol de Zaragoza.

Radomir Antic vino y de los 10 puntos que le faltaban hizo 9. Ellos me decían que la situación estaba difícil porque Radomir había agarrado mucho cariño de parte de la gente, pero que viniera y yo iba a estar como manager. Que cuando él perdiera un partido, yo entraba. Eso fue como un golpe al hígado para mí y les dije que no».

RESPETADO EN MADRID

«Pacho, tenemos un contrato. No, no tienen nada. Que si indemnización; no, yo no puedo cobrar una cosa que no he trabajado. Desde ese momento hasta hoy, Francisco Maturana es una persona que en el Real Madrid tiene un nombre.

Me invitan a un partido y yo llego al hotel, tengo mis dos boleticas y un carro que me lleva a donde yo quiera. Después voy a pedir la cuenta y me dicen que no debo nada, que eso lo paga el Madrid».