Nuevo episodio de violencia en el Fútbol Europeo. Esta vez fue en Portugal donde se manchó la pelota con un acto repudiable. Un hincha del Vitória ingresó al campo de juego y agredió a los jugadores, en los minutos finales de la derrota (0-1) ante el Porto, en el Estadio Dom Afonso Henriques.




El incidente ocurrió en el añadido del partido. Más precisamente, en el minuto 90+3 saltó este hincha al césped. Tras acercarse a varios jugadores, el espontáneo se puso a dar patadas. Fue derribado por la seguridad del partido y Pepe fue el que pidió calma para que la cosa no pasara a mayores.