El Clásico de Holanda por poco termina en tragedia. Los hinchas del Ajax encendieron bengalas y antorchas antes de enfrentar al Feyenoord. Sin embargo, al terminar la coreografía con el fuego ardió una pancarta provocando un incendio en las gradas del Johan Cruyff Arena de Ámsterdam.




Un espeso humo negro envolvió a una gran parte de los aficionados situados detrás de la portería antes de que finalmente se sofocase el incendio. El partido, uno de los más tensos entre aficiones que se puede vivir en Europa, lo acabó ganando el Ajax (3-2) en el minuto 86, pese a que Feyenoord logró adelantarse en dos ocasiones.