El Bayern Múnich goleó sin piedad (7-1) al Salzburgo. Pese a que en el partido de ida habían empatado (1-1) los bávaros le pasaron por encima en la vuelta. Los grandes protagonistas de la noche fueron Robert Lewandowski (anotó un hat-trick) y Thomas Müller (marcó un doblete).

Como si fuera poco, el triplete del goleador polaco estableció un nuevo récord en la competición. Según publicó la UEFA en sus redes sociales, el hat-trick de Lewandowski (en 23 minutos) es el más rápido en la historia de la Champions League desde el inicio de un partido. El Bayern, por su parte, espera rival en los cuartos de final.