Adrián Ramos sigue siendo noticia en el fútbol colombiano. No solo por su gran momento con el América de Cali, sino también por una entrevista concedida al canal ‘Win Sports’, en la que habló de su mala relación con Jürgen Klopp. Estas fueron las palabras de Adrián:

UNA RELACIÓN ROTA

«Con Klopp tuvimos mucha indiferencia porque él me exigía, así como es él. En ocasiones no me gustaba como lo hacía. Yo sentía que me resaltaba cada error, sentía que no me podía equivocar y eso no me gustaba.

A mí cuando no me gusta algo se lo hago saber, y tal vez a él no le gustó la forma en la que lo hacía y fui perdiendo la confianza de su parte. Desafortunadamente me tocó la otra cara, pero es parte del fútbol».

FALTA DE OPORTUNIDADES

«Luego ya era de entrenador-jugador solamente. El saludo como personas respetuosas. Yo iba y hacía mi trabajo. En la segunda temporada se demoró como dos o tres meses en hablar conmigo y simplemente asumí: tengo que entrenar para ganarme una oportunidad.

Las cosas no iban bien con Klopp y el delantero que estaba jugando estaba en buenas condiciones. Las cosas no siempre se dan como queremos, pero quedan las experiencias».

PERSONALIDAD DE KLOPP

«Lo que hemos visto de él es que es carismático, entregado a su equipo, pero conmigo no fue esa persona. Fue complicado saber que iba a entrenar y no iba a ser convocado, o que si iba convocado era el jugador 18 que iba a la tribuna.

Eso fue duro, pero gracias a Dios en un momento dije tengo que entrenarme porque no puedo venirme abajo. El amor al fútbol me mantuvo, el querer ser importante en un equipo así fuera ahí o no. Eso hizo que no bajara los brazos».

RELACIÓN DE ADRIÁN RAMOS CON THOMAS TUCHEL

«Con él la exigencia era al máximo. Él era más detallista que Klopp, resaltaba el error, pero también decía que era lo que quería, era más de acercarse a hablar. Era otro entrenador y me sentí mejor, al final recibí oportunidad y demostré porqué el Borussia había invertido en mí. Vivo muy agradecido con él».

DÍAZ Y KLOPP

«Luis va por muy buen camino, está mostrando un carácter y una personalidad que muy pocos lo han hecho. Esperemos que siga así y compitiendo de esa forma, tiene un entrenador que puede explotarle ese talento.

Con Klopp él puede dar ese salto de calidad y ojalá que aproveche ese paso por Liverpool, para que después cuando tenga que venir a la Selección lo transmita y lo contagie».