Nuevo episodio de violencia en el fútbol inglés. Esta vez ocurrió en la sorpresiva goleada del Nottingham Forest (4-1) sobre el Leicester City, por la cuarta ronda de la FA Cup. Un hincha del equipo visitante ingresó al campo de juego y agredió a los jugadores del conjunto local.

El aficionado del Leicester entró a la cancha y golpeó con furia a los futbolistas del Nottingham. Repartió varios puñetazos, enseñándose con Keinan Davis, cuando celebraban el gol de cabeza de Joe Worrall en el minuto 32. Los ‘stewards’ lograron reducir al agresor, que fue inmediatamente detenido por la Policía.