James Rodríguez volvió a ser el héroe del Al Rayyan. El volante colombiano, que fue titular y jugó todo el partido, anotó un golazo de volea en la victoria (1-0) sobre el Umm Salal. Al minuto 90+2 apareció la magia del cucuteño para darle el triunfo a su equipo, en los octavos de final de la Copa del Emir.

Cuando parecía que el encuentro se definía en la prórroga, un centro desde la banda izquierda fue bien capitalizado por James Rodríguez al borde del área. El cafetero remató de primera intención y dejó sin opciones al portero rival. Un golazo que evitó el tiempo extra y que clasificó al Al Rayyan a los cuartos de final del torneo nacional.