La FIFA ha recuperado el protagonismo absoluto en el mundo del fútbol. Por un lado, es noticia por el regreso de las Eliminatorias al Mundial; y, por otra parte, está dando de qué hablar por cuenta de su nueva reglamentación para la cesión de jugadores.

Tras la decisión adoptada el pasado año por la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol, la nueva normativa sobre cesiones internacionales de jugadores ya está lista. El reglamento se presentará en la próxima sesión del Consejo de la FIFA para su aprobación, con la intención de que entre en vigor el 1 de julio de 2022.

El plan inicial era implementar esta nueva normativa en julio de 2020, pero el proceso se ha retrasado a causa de la pandemia. La FIFA pretende el desarrollo de los jugadores más jóvenes, promover el equilibrio competitivo y evitar el acaparamiento o acumulación de futbolistas.

NUEVAS REGLAS PARA CESIÓN DE JUGADORES:

Será necesario firmar un acuerdo en el que se definan los términos de la cesión, en particular su duración y condiciones económicas.

Una duración mínima de la cesión, que será el intervalo transcurrido entre dos periodos de inscripción, y una duración máxima de un año.

Quedará prohibido ceder a un jugador profesional que ya esté cedido a un tercer club.

Se limitará el número de cesiones entre dos clubes concretos por temporada. Un club solo podrá ceder tres futbolistas profesionales a un club determinado y recibir como cedidos tres futbolistas profesionales de ese mismo club en cualquier momento de una temporada.

Se limitará el número de cesiones por temporada de cada club. Para garantizar la correcta aplicación de la normativa se establecerá un periodo de transición:

– Desde el 1 de julio de 2022 al 30 de junio de 2023, un club podrá ceder un máximo de ocho profesionales e incluir ocho profesionales prestados en cualquier momento de una temporada.

– Desde el 1 de julio de 2023 al 30 de junio de 2024 se aplicará la misma disposición, pero con un máximo de siete profesionales.

– Por último, a partir del 1 de julio de 2024 se aplicará la misma disposición, pero se limitará a un máximo de seis profesionales.

Los jugadores de hasta 21 años de edad y los formados por el propio club estarán exentos de estas limitaciones.

A nivel nacional, las federaciones miembro de la FIFA dispondrán de un periodo de tres años para implantar un sistema de cesiones propio que se rija por los principios internacionales.