Nuevo episodio de violencia en el fútbol brasileño. William Ribeiro, jugador del São Paulo, agredió brutalmente al árbitro Rodrigo Crivellaro. El futbolista fue arrestado por la policía y acusado por tentativa de homicidio; el colegiado fue llevado al hospital en una ambulancia.

El lamentable suceso se presentó al minuto 15 del partido ante el Esporte Clube Guarani, correspondiente a la Serie A2 de Brasil. Todos los presentes en el Estadio Edmundo Feix rechazaron la incomprensible reacción de este jugador de la segunda división.

ARTÍCULOS RELACIONADOS