Josep Bartomeu reveló que Kylian Mbappé estuvo sobre la mesa del Barcelona, pero los técnicos prefirieron a Ousmane Dembélé.

El ex-presidente del equipo culé ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras varios meses en el anonimato, concedió una entrevista a ‘Esport3’ en la que analizó los últimos meses de su mandato. Estas fueron las palabras de Bartomeu:

GESTIÓN COMO PRESIDENTE

«Hemos ganado títulos, beneficios acumulados de 190 millones de euros, pero con la covid, todo se ha ido al traste porque los ingresos bajaron de golpe un 40 y pico por ciento. Entonces no tienes recursos para pagar. La situación es compleja porque el covid nos ha hecho vivir esta situación actual.

Cuando desaparezca, regresaremos a la situación financiera anterior. Entiendo el enfado, pero han de mirar el balance de los últimos 10 años. El Barça es el club más valioso del mundo».

LAS DEUDAS MILLONARIAS

«Ha habido una gestión ante la covid avalada por LaLiga y la UEFA, pero después ha sido muy complicado. Íbamos al límite con el fair play porque no esperábamos que habría covid, pero el club tenía recursos para pagar todo lo que debía».

DEVACLE EN ANFIELD

«No valorar después de la derrota del Liverpool que habría que hacer un cambio fue un error. Tenía que haber hecho un cambio generacional. Escuché a los jugadores y me equivoqué. Íbamos al límite económicamente y la pandemia nos cogió a todos de sorpresa».

FICHAJES DE BARTOMEU

«Alguno de los que hemos hecho no han cumplido las expectativas. Jugadores que han costado mucho dinero, pero estas cosas pasan en el fútbol. Cuando se fichó a estos dos jugadores fueron fichajes aplaudidos por todos.

Coutinho vino porque Iniesta se iba. Era el mejor de la Premier League. Dembélé vino por la marcha de Neymar. Los parámetros, según dicen los especialistas, es un 50% de acierto y de errores.

En cuanto a Griezmann, los técnicos lo pidieron e insistieron durante un año. Lo consideraban imprescindible, sobre todo porque Luis Suárez se lesionaba mucho esa temporada. Era un delantero diferente y un crack mundial, y un jugador de equipo».

OFERTA A MBAPPÉ

«Estuvo sobre la mesa su fichaje, pero los técnicos prefirieron a Dembélé porque querían un jugador que abriera el campo».

SALIDA DE MESSI

«Su marcha ha sido un problema. Somos un club comprador y no vendedor. Yo luché mucho en verano del 2020 para que siguiera, y ahora que se quería quedar, se ha tenido que ir. Yo no podía permitir que Messi se fuera a un rival de la Champions. Es diferente su caso al de Neymar, Figo o Rivaldo.

Es evidente que era el jugador mejor pagado del mundo y con diferencia. En el mes de julio del 2020 yo llegué a un acuerdo con Messi para renovar dos años, pero después se rompió todo. Habrá que preguntar a Messi el porqué».

INOCENTE DEL BARCAGATE

«No es cierto que contratásemos empresas para desprestigiar a nuestros activos. Cuando uno sabe que es inocente, lo que espera es que pase el tiempo y se aclare todo. Tenemos el ejemplo de Sandro Rosell, que estuvo dos años en prisión preventiva».

VOLVER AL CLUB

«Ser presidente del Barça es un lujo. He vivido doce temporadas en el Barça. Con Laporta, con Rosell y después yo como presidente. Como culé vale la pena regresar. Sólo cambiaría toda la época Covid. A partir de ahí es un regalo envenenado».