Gianluigi Buffon fue protagonista en la derrota del Parma (0-3) ante el Sassuolo. Pese a que recibió tres goles, el legendario arquero tuvo una gran atajada. Una parada con la que dejó muy claro que, a sus 43 años, sigue siendo uno de los mejores del mundo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!