Hirving Lozano sufrió una grave lesión en el empate de México (0-0) ante Trinidad y Tobago. El Chucky chocó su rostro con las rodillas del portero Marvin Phillip. Tuvo que abandonar el estadio con la cara llena de sangre y usando un collarín.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!