El médico de James Rodríguez reveló detalles de su proceso de recuperación, que le permitiría jugar la Copa América sin problema.

La novela la Selección Colombia continúa. Tras la explicación de Reinaldo Rueda y el comunicado médico del Everton, ahora es Luis Fernández el protagonista de un nuevo capítulo. El médico de James concedió una entrevista a ‘ESPN’, en la que dijo lo siguiente:

TRABAJO DE REHABILITACIÓN

«Con James nos contactamos hace tres meses y empezamos a hacerlo virtual. Él hacía un esfuerzo grande, entrenaba con Everton, hacía sus juegos, sus viajes y además sacaba de su descanso el rato para hacer sus sesiones de rehabilitación de una manera disciplinada, continua, permanente. Virtualmente, llevábamos tres meses, pero, presencialmente, llevábamos un par de semanas hasta que esta semana ocurrió todo esto».

APTO PARA JUGAR

«La comodidad con la que él se ha sentido en los últimos juegos en Inglaterra, después de trabajar su cadera, su pelvis, su espalda, es importante para mí. No hubo relesiones musculares. Por eso, yo daba fe y total seguridad que James estaba para jugar con una disminución de riesgo grande de volverse a lesionar porque el trabajo que hemos hecho en la zona de cadera, pelvis, espalda, en la forma que él estabiliza para apoyar, es positiva».

RELACIÓN CON LOS MÉDICOS DE LA SELECCIÓN

«Me parece que desvirtuaron la información que les di, simplemente dijeron ‘vamos a hacer una evaluación, tú sigue trabajando con él, vamos a hacer unas evaluaciones’. Yo no no pertenezco a la Federación. Yo no tengo acceso a la información de los deportistas de la Federación ni mucho menos a los laboratorios».

DIAGNÓSTICO DEL MÉDICO DE JAMES

«Respeto su decisión, pero el que yo no haya estado en esas evaluaciones, no determina la decisión que ellos tomaron, porque las evaluaciones que ellos tomaron no son determinantes para decir que un jugador esté o no en condiciones de competir.

A James no se le hizo una resonancia para determinar cómo estaba su sistema muscular, sus sóleos, no le hicieron una resonancia, no le hicieron un examen clínico que es, más o menos, lo más determinante en estos momentos. Las pruebas no son concluyentes para determinar, primero, que tiene una lesión, y segundo, que puede o no puede jugar».

INOCENCIA DE RUEDA

«Somos amigos desde Toulon 1999, lo aprecio demasiado, lo admiro demasiado, y pude hablar con él antes de que tomara la decisión. Hablé con él e inclusive una vez nos habíamos reunido con los médicos de la Federación y le dije que estaba en mis manos, que la evolución era muy buena.

Yo juzgaba que para el 3 de pronto no podría estar, pero para el 8 sí. Reinaldo se mostró muy abierto, pero él tiene que recibir las recomendaciones de los médicos responsables de los jugadores de la Selección. No culpo a Reinaldo por no haber tomado mis recomendaciones».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!