Adriano Leite Ribeiro abrió su corazón y escribió una carta sobre su vida, que fácilmente podría ser el guion de una película.

Tras varios años en el anonimato, el ex-delantero brasileño ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una carta escrita en ‘The Players Tribune’, en la que se habló de todo. Estas fueron las palabras de Adriano:

RUMORES DE LA PRENSA

«Dijeron que desaparecí. Adriano se alejó de millones. Adriano está drogado. Desapareció en las favelas. ¿Sabes cuántas veces he visto esos titulares? Mierda. Bueno, aquí estoy, sonriendo frente a ti. ¿Quieres escuchar la verdad? Entonces coge una silla, hermano».

VIDA EN LAS FAVELAS

«Las favelas Siempre pintan un cuadro oscuro. Siempre es dolor y miseria, hambre. Y sí, a veces es así. Pero es complicado. Cuando pienso en crecer en la favela, en realidad pienso en lo mucho que nos divertimos».

SALVACIÓN DEL FÚTBOL

«Siempre había una pelota en mi pie. Fue puesta allí por Dios. Cuando tenía siete años, algunos miembros de mi familia juntaron su dinero para que yo pudiera jugar en la academia del Flamengo».

Vida de Adriano Leite

AYUDA DE SU ABUELA

«Cuando estaba en el Inter, la prensa me seguía a todas partes. Estaban acampados fuera de mi casa. Me sentí atrapado. Mi abuela estaba conmigo en ese momento, y la escuché en la cocina hirviendo agua. Le dije: ‘¿Qué estás haciendo?’ Y ella respondió: ‘No estoy cocinando, amor’. Pero tenía una olla enorme, como si estuviera haciendo pasta. ‘Solo estoy haciendo un regalo para nuestros amigos de ahí fuera’, me dijo. ‘Estás loca. ¡No puedes hacer eso!’, contesté.

¡Ella era Mourinho antes que Mourinho! ¡Despiadada, hermano! Mi abuela sacrificó su vida para que yo pudiera intentar ser futbolista».

CARRERA DE ADRIANO LEITE

«Cuando eres delantero, no es una carrera. No, no, no. Cuando la pelota llega a tus pies y tienes dos grandes centrales tratando de ‘matarte’, no es una carrera. Es una pelea. Es una pelea callejera. ¿Entonces qué hice? ¡Le di un puñetazo a cada uno que se interponía en mi camino! Adriano será el último hijo de puta en pie».

GOL AL MADRID

«Era un amistoso en el Bernabéu y entré como suplente. Ganamos con un tiro libre fuera del área. Materazzi no quería que yo rematara, pero Seedorf intervino y dijo: ‘No, deja que el niño la tire’. Nadie se mete con Seedorf. Simplemente golpeé con la izquierda y Dios hizo el resto».

MUERTE DE SU PADRE

«Después de ese día, mi amor por el fútbol nunca volvió a ser el mismo. A él le encantaba el fútbol. Cuando yo jugaba, jugaba para mi familia. Entonces, cuando murió mi padre, el fútbol nunca volvió a ser lo mismo. Me deprimí tanto. Empecé a beber mucho. Realmente no quería entrenar. No tuvo nada que ver con el Inter. Sólo quería ir a mi casa».

LESIÓN EN EL TENDÓN DE AQUILES

«Todo había terminado para mí, físicamente. Puedes operarte y rehabilitarlo e intentar seguir adelante, pero nunca volverás a ser el mismo. Mi explosividad se había ido. Se me acabó el equilibrio. Mierda, todavía camino cojeando. Todavía tengo un agujero en el tobillo».

REGRESO A BRASIL

«Volví con mi gente, mis amigos, mi comunidad. Adriano no lleva corona. Adriano es el chico de los barrios marginales que fue tocado por Dios. ¿Entiendes ahora? ¿Verás? Adriano no desapareció en las favelas. Simplemente se fue a casa».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!