El fútbol es lo que se suele llamar el negocio perfecto. Desde el inicio de temporada se conoce el presupuesto, del mismo modo que la entrada de capital es estimable al saberse de donde procede: taquillas, medios de comunicación y prensa, patrocinios.

Una vez estimada la entrada de dinero se estima la salida, que se divide en salarios y acomodación de jugadores. Con esto es posible saber cuánto invertir, basándose en la regla de que respetando la liquidez se invierta para posicionarse y fichar buenos jugadores. Esto permitirá ganar partidos y con esto se cerraría el modelo que funciona en bucle.

Cómo contribuye el Fútbol a la Economía

Sencillo y gestionable. Aunque la realidad pueda verse modificada por eventos como los clasificatorios, un club de fútbol con los mejores jugadores es prácticamente infranqueable. A esto se une el apoyo de los fans y de los propios gobiernos, que fomentan el fútbol como cualquier otro componente cultural.

Pero el impacto económico del fútbol no queda ahí. Por cada partido, se produce una movilización ciudadana dispuesta a animar a su equipo. Como consecuencia, las distintas industrias se ven beneficiadas.

● Las personas que deciden acudir al estadio han de desplazarse, de modo que toman su auto, lo que conlleva un gasto de combustible, o, por el contrario, toma el bus, que supone una inversión en transporte público.

● Si el equipo va bien la gente adquiere bonos de temporada y realiza sus apuestas deportivas, que benefician a los equipos y a plataformas de predicción de resultados respectivamente.

Cómo contribuye el Fútbol a la Economía

● Muchas personas que se quedan en casa a ver el partido acuden a los supermercados en busca de comida y bebida para acompañar el partido, lo que ayuda a los comercios locales y a las industrias de comestibles. En los últimos años también han aumentado los pedidos a domicilio en locales del tipo de Sarku Japan para encargar la cena para después del partido, lo que a su vez promueve el aumento de los servicios de reparto, mantiene el trabajo de los repartidores y contribuye a las ventas de los restaurantes asociados a las apps domicilios.

● Por último, pero no menos importante, el fútbol se convierte en un sentimiento nacional, de tal forma que ante cada victoria el sentimiento se fortalece y aumenta la fe en el país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!