Es el deporte más popular del mundo y, desde que un niño aprende a caminar, ya está pateando una pelota. Es que el fútbol no distingue entre edades, nacionalidades o sexo, siendo universal e, incluyendo a personas con discapacidad.

En los juegos paralímpicos, el deporte rey no es la excepción, ya que hay tipos de fútbol adaptados para deportistas no videntes. ¿Cómo es posible jugar al fútbol sin ver la pelota? Nosotros te contamos.

Fútbol para no videntes

El amor por el balompié traspasa todo, incluso la posibilidad de ver. En los Juegos paralímpicos el fútbol también tiene su lugar a través de emocionantes partidos protagonizados por jugadores con discapacidad visual.

Se preguntarán ¿Cómo se juega al fútbol si no se puede ver la pelota, jugadores o arco? La respuesta es utilizando otros sentidos y, con mucha práctica y garra.

El fútbol para personas con discapacidad visual, se juega en equipos con cinco jugadores cada uno y, el balón suena al moverse, lo que permite que lo puedan ubicar usando su sentido del oído.

Pero no todos los jugadores son completamente no videntes, ya que los arqueros tienen un nivel de discapacidad visual menor, siendo esta la última excepción. Incluso los jugadores con discapacidad visual total utilizan un antifaz para evitar dar ventaja en caso de que alguno tenga mejor capacidad visual que el resto.

Cómo se juegan los partidos de fútbol 5 para invidentes

En el fútbol 5 para discapacitados visuales en los Juegos Paralímpicos, los partidos se componen de dos tiempos de 25 minutos cada uno, en una cancha rodeada de muros para evitar que la pelota se pierda, ya que en esta disciplina los saques de banda o esquina no existen.

Fútbol Para No Videntes

La cancha tiene un tamaño de 50 metros de largo y 20 metros de ancho, mientras que los arcos poseen un ancho de 5,28 metros y, alto que varía entre 1 y 1,20 metros. Las barreras laterales no solo impiden que salga la pelota, sino que también poseen una acústica especial.

En cuanto a la pelota, esta es de cuero y posee una circunferencia que va entre los 60 y 65 centímetro y, un peso no inferior a los 510 gramos y, no mayor de 540 gramos. El balón emite sonidos tanto al girar como al avanzar.

Cada equipo tiene un entrenador en el banquillo y, solo este podrá dar instrucciones a sus jugadores, nadie más podrá emitir sonidos mientras el balón esté en juego, aunque cuando se produce un gol los jugadores y público pueden gritarlo con emoción.

En cuanto a los cambios, se permite 6 en cada tiempo para cada uno de los equipos y, a diferencia del fútbol que todos conocemos, un jugador que fue reemplazado puede volver a entrar ante otro cambio.

Si bien el árbitro puede expulsar jugadores, el entrenador puede reemplazarlos. En caso de recibir una tarjeta roja, ese jugador no se queda en el banquillo y tampoco puede volver a ingresar.

El fútbol para no videntes pasó a ser una disciplina paralímpica a partir de los Juegos de Atenas el año 2004 y, por ahora, solo está disponible para selecciones nacionales de varones, aunque existen torneos donde los equipos femeninos también tienen participación. Asimismo, fuera de las olimpiadas existen otros tipos de balompié para invidentes.

Un ejemplo de que el fútbol es capaz de traspasar cualquier barrera, todo con pequeñas adaptaciones que hacen universal al deporte más popular del mundo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!