Paulo Dybala confesó que habla mucho con Cristiano en la Juventus y que comparte tardes de mate con Messi en la Selección.

El delantero argentino ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una entrevista, concedida al diario ‘El País’, en la que analiza su pasado, presente y futuro en el fútbol. Estas fueron las palabras de Dybala:

CRISTIANO Y MESSI
«Fuera de la cancha son dos personas muy tranquilas, dentro son dos monstruos. Tengo buena onda con Cristiano. Hablamos mucho, a veces nos quedamos charlando un rato largo… de la selección, de la Juve, pero también de cosas que no tienen nada que ver con el fútbol.

Y, con Leo, también. La relación ha crecido mucho, como es lógico. No es lo mismo un club en que te ves todos los días que la selección, donde te juntás cada tanto. Pero con el tiempo hemos ido construyendo una relación estupenda y muy comunicativa. Compartimos tardes de mate y tenemos un grupo en el que jugamos al truco en la habitación».

MEJORES DEL MUNDO
«Mis amigos me decían eso: ‘Boludo tenés al mejor en la selección y ahora te traen al otro mejor’. Yo les contestaba: ‘Se equivocan. Es una ventaja para mí’. Los puedo estudiar todos los días. ¿Quién no quiere tirar una pared con los mejores? Estamos hablando de dos fenómenos, dos tipos que están uno o dos escalones por encima del resto.

Dybala con Cristiano y Messi

Lo están a nivel futbolístico y también a nivel mental. No es fácil aguantar, llevar una carrera de esa manera, hacer 40 goles todos los años. Es una locura. En la historia del fútbol han pasado grandes jugadores por grandes equipos y no han conseguido lo que ellos hicieron. Se potenciaron, se hicieron bien el uno al otro».

¿QUIÉN ES PAULO DYBALA?

«Es difícil separar la persona del futbolista. Soy un tipo tranquilo y también soy un deportista tranquilo. Pero en la cancha quiero la pelota. He tenido entrenadores que me pedían que no me moviera, que esperase. Y yo no podía. Sin el balón me pierdo, necesito tocarlo, necesito acción.

Creo que es eso, una necesidad. La necesidad de generar algo: de patear al arco, de gambetear o de tirar un caño. El gol es el gol, claro, pero pocas cosas me gustan más que dar una asistencia. Ese abrazo con tu compañero después del pase es tan lindo como un gol».

BALÓN DE ORO
«Es una presión más y, en este caso, viene desde afuera. De que te mencionen como candidato a ganarlo hay una gran distancia. Hay que trabajar y luchar. Compites con los mejores del mundo y hasta con tus propios compañeros, algunos que hacen 50 goles por año y después no lo ganan.

Tengo claro algo: primero tengo que hacer cosas importantes con la Juve. He buscado no perder el espíritu amateur dentro de la responsabilidad del profesionalismo. Nunca intento saltar escalones. No pienso ‘tengo que hacer tantos goles’. Y siempre he intentado divertirme. Al final es un juego, ¿no?».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!