El entrenador argentino disfrutó de la goleada de Gimnasia desde un trono, tras el cariño expresado por los hinchas rosarinos.

La quinta jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en los diferentes torneos. Estamos hablando de competiciones locales como la Superliga de Argentina e internacionales como la Copa Conmebol Libertadores Femenina, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Diego Armando Maradona. Sucedió en la sorpresiva victoria del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata (0-4) ante el Club Atlético Newell’s Old Boys, en partido valido por la jornada 11 de la Superliga de Argentina.

Gimnasia sumó su segundo triunfo del semestre, el segundo bajo las órdenes de Maradona. Sin embargo, la goleada sobre Newell’s pasó a un segundo plano por cuenta del homenaje que recibió su entrenador. Diego fue tratado como un rey en el Estadio Marcelo Bielsa.

El equipo rojinegro, donde Maradona jugó cinco partido en su regreso al fútbol argentino en 1993, lo recibió como un ídolo. Como lo que es. Además de las pancartas y los cánticos de los hinchas, le puso un sillón orejero para que Diego presenciara el partido con más comodidad que desde el banquillo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!