Con tres goles de Gareth Bale, el Real Madrid derrotó (1-3) al Kashima Antlers, en las semifinales del Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos.

Fue necesario esperar hasta el último suspiro del primer tiempo para que Gareth Bale (minuto 44) pusiera en ventaja a los españoles. Pared de Bale con Marcelo en el pico del área, el galés se quedó solito ante Sun Tae y le batió con un remate cruzado.

La segunda parte inició como terminó la primera: con gol del Real Madrid; con gol de Gareth Bale (minuto 53). Pase atrás horrible del lateral, entre el defensa y el portero se coló Bale, que con la pierna derecha y a puerta vacía marcó el segundo tanto de la noche.

No se conformaron los merengues y tampoco lo hizo Gareth Bale (minuto 55) que convirtió todo en goleada. Jugada rápida de los blancos, no pudo rematar Modric en la frontal, Marcelo abrió para Gareth y el galés soltó un zapatazo cruzado a la escuadra, imposible para el guardameta.




Tras la exhibición de Bale llegó la reacción de los japoneses, que encontraron a través de Shoma Doi (78 minutos) el gol del descuento. Pase aéreo al segundo palo, le ganaron la espalda a Marcelo y Shoma aprovechó la pasividad de los defensas para vencer a Courtois. Eso sí, tuvo que intervenir el VAR para validar la anotación.

Así las cosas, los dirigidos por Santiago Solari confirmaron su favoritismo y aseguraron su presencia en la gran final del certamen, que disputará el próximo sábado 22 de diciembre ante el Al Ain. Kashima Antleres, por su parte, enfrentará ese mismo día a River Plate en el partido por el tercer puesto.